Apego (2019)

Un drama irrelevante, muy de telefilme, con un pésimo guion y una historia sin emoción.

Tiene mucha reminiscencia a un telefilme, y uno de muy baja calidad. La cámara estática se limita al uso unívoco de mostrar las situaciones como un observador fijo. Sólo le faltaba el excesivo uso de los primeros planos para intensificar el dramatismo forzado que, ya de por sí, tiene la película. Ningún otro recurso del lenguaje audiovisual informa o responde a un estilo concreto. Todo se expone de la forma más nimia posible.

Las actuaciones son flojísimas, muy artificiales, casi a nivel amateur. No destaca absolutamente nadie. No generan empatía ni suscitan emoción alguna.

Los conflictos de los personajes nunca llegan a nada. En el guion se intenta manifestar algo sobre la familia, el pasado, los resentimientos o arrepentimientos, pero todo se queda en la superficie, nunca se llega a profundizar del todo.

Pero probablemente lo peor es que desperdiciaron por completo el trasfondo político y social de un episodio importante en la historia chilena. Todo ello queda en un segundo término y nunca se siente su impacto en la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *