Birdman, la sátira sobre la industria cinematográfica ganadora de un Óscar

Sin lugar a dudas, Birdman o “La inesperada virtud de la ignorancia” es una de las mejores películas hechas en la última década. Aclamada por la crítica, el filme recaudó a nivel mundial 76 millones de dólares. Es más, aparte de múltiples nominaciones, se destacó en los Óscar del 2014 ganando los premios a mejor película, mejor director, mejor guión original y mejor fotografía. Pero, ¿Cuál es la clave de su éxito?. Desde un principio esta película es atípica, ya que al director mexicano Alejandro González Iñárritu se le ocurrió la idea a mediado de sus 50 años en medio de una crisis existencial. Asimismo, este largometraje, de muy buena calidad, da la impresión que es filmada en un sola toma. Sin embargo, la “cereza del pastel” es su humor negro sobre la industria del cine, sus mañas, sus sinsabores, el criticado star system y el egocentrismo de los actores. En el presente ensayo nos centraremos en el aspecto técnico de la película, el cual presenta singularidades como el empleo del plano secuencia, cortes camuflados con distorsión de la iluminación, movimientos repentinos de cámara, etc.

También podemos notar un pequeño error al momento de querer ocultar un pequeño corte en esta escena. Vemos a Riggan, en esta toma de plano medio, caminando por una especie de pasaje dentro del teatro, en la imagen de la izquierda se observa el botón desabrochado, pero cuando un extra se cruza automáticamente el botón está ajustado. 

Un comentario en «Birdman, la sátira sobre la industria cinematográfica ganadora de un Óscar»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *