Diario inacabado (1982)

Diario inacabado (1982)

La fragilidad, el conflicto interno de la inmigración y los pensamientos irresolutos que ocasiona, mostrado de manera auténtica y frontal.

Marilú Mallet elabora un docudrama que aborda el tema del exilio a través de una autoexploración y diálogo sosegado. La calma y seguridad que transmite su casa y su día a día son asaltados por cuestiones sobre sus compatriotas, la inmigración y su identidad. Si todo va (aparentemente) bien en su nueva vida, lejos del peligro y del desconcierto, ¿Por qué habría de sentirse así?

Estas fricciones ocasionan emociones reprimidas y conflictos que poco a poco se van acumulando hasta desembocar en crisis y conflictos con su esposo. La calma termina y se expone la fragilidad de su estancia en Canadá y la irresolución de sus pensamientos.

No obstante, cabe destacar algunas reflexiones políticas que realiza. Sobre su individualidad, su egoísmo y su rol como inmigrante. Estas son breves y simples, pero contundentes.

Algo interesante también es el uso esporádico de archivos de video sobre la dictadura chilena. Estos aparecen como imágenes inesperadas, en medio de un ambiente tranquilo y apaciguado. Pero luego está la figura misteriosa de un músico que aparece en los momentos de mayor incertidumbre. Su incorporación parece dar la impresión del recuerdo interno del pasado. Y, por otro lado, por la mirada de la persona y su imagen satírica, transmite además un sentido de mofa y alevosía.

Por sobre todo, valoro la valentía de la directora por mostrar su realidad de manera auténtica y espontánea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *