Días de juventud (1929)

Días de juventud (1929)

La película sobreviviente más antigua de Ozu es una comedia con poco interés y una historia simpática pero que cae en reiteraciones innecesarias.

Empieza con un paneo hacia la izquierda y culmina con un paneo hacia la derecha. Empieza y culmina, también, con la misma mentira de la habitación en alquiler. Hay un sentido de cierre. Como si se quisiera encapsular el ciclo continuo del joven ilusionado, con ansías de conocer a la chica más bonita.

La comedia proviene de la disparidad de los protagonistas. Uno es osado, bromista y maestro del engaño. El otro es estudioso, torpe y sereno.

Pero hay también una lucha de poder, sobre conquistar, cada uno con sus distintos medios, a la misma mujer.

Y es curioso que cerca al final, entra en acción uno de los temas que conforma un pilar en el cine de Ozu: la cuestión familiar, los matrimonios arreglados. Los dos estudiantes, derrotado ante una fuerza inminente, vuelven a su realidad.

Sin embargo, la película languidece rápidamente por una narración débil y reiterativa, generando muy poco interés.

Siendo esta la película sobreviviente más antigua del maestro japonés, no hay evidencia alguna de algún rasgo característico de su forma. Las conversaciones no se mostraban frontales y aún no encontraba su estilo compositivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *