Godzilla vs. Kong (2021)

Las escenas de acción son excelentes, deslumbrantes. Pero prácticamente todo lo demás es desechable, fácilmente olvidable.

¿Qué esperar de una película como esta? Más allá del éxito de taquilla que logró convertirla en una de las películas que más ha recaudado en época de pandemia, la mayoría de los comentarios apuntaban a las épicas escenas de acción de la lucha entre los dos monstruos. De hecho, mencionaban también que era lo único que esperaban, dejando todo lo demás en un plano completamente inferior. ¿Cumplió el director con su trabajo de complacer a la mayoría de la audiencia?

Pues sí, efectivamente. El apartado técnico y los escenarios son (tienen qué ser) deslumbrantes y las secuencias de combate están perfectamente coreografiadas. No voy a negar que disfruté bastante viendo esos momentos, y hasta admito que tienen su gracia. ¿Pero qué queda después? La misma historia llena de dramatismo forzado y personajes trillados, con diálogos subrayados hasta el hastío. Los mismos planos generales para cada escena que cumplen con la lógica de siempre: mostrar el lugar donde ocurrirá la acción. En otras palabras, todo lo demás es olvidable, desechable. Ni Michael Bay se hubiera atrevido a tanto.

Entonces, ¿No hubiera sido mejor realizar un simple cortometraje, eliminando todo lo innecesario y mostrar únicamente lo esencial? Tal vez. Aunque considerando que se trata de dos de los monstruos más icónicos del cine, ni Bresson se hubiera atrevido a tanto.

Pero volviendo a la parte que no le interesa a los que están ansiosos de ver quién es el ganador de esta legendaria batalla, uno se da cuenta, de manera muy evidente, que detrás de la historia y la forma en la que está hecha, tiene los mismos moldes Hollywoodenses de siempre. Han hecho el mismo blockbuster de siempre, los mismos elementos, la misma estructura. Ni Ozu se hubiera atrevido a… Espera, de hecho, sí, Ozu sí se atrevió a tanto. La única diferencia es que sus películas tenían un encanto único y un estilo cautivador, único en la historia del cine.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *