La bella y la barba (1931)

Marca un hito en la filmografía de Ozu al incluir de manera notable algunos temas clave, tradición vs. modernidad y el matrimonio impostado, y algunas composiciones parte de su estilo único que desarrollaría más adelante.

Resulta un poco extraño y hasta irónico que tenga una de las premisas más extravagantes en la filmografía de Ozu, y que, a su vez, marca un hito al incluir de manera notable dos de los temas clave que abordaría en sus mejores películas: la ruptura entre la tradición y modernidad y, en menor medida, como esbozado de manera muy breve, los matrimonios impostados.

Realiza también, con un toque de comedia presente en gags y algunas referencias culturales, un contraste marcado entre las distintas clases sociales, donde critica los prejuicios y conveniencias de la burguesía. Muestra de ello es la secuencia en paralelo de la visita del protagonista a la joven trabajadora, quienes, a pesar de sus carencias, demuestran su afecto mutuo. Y al mismo tiempo, mientras se encuentra en una cita de arreglo matrimonial, la mujer de clase, habiendo rechazado antes a este, decide de repente aceptarlo tras haberse afeitado la barba.

Además, da muestra de algunas composiciones que formarían parte de lo que sería la marca personal de su estilo. En el primer encuentro entre el protagonista y la ladrona, la cámara suspende su movimiento y la escena se desarrolla con planos estáticos, mostrando a algunos personajes movilizarse para construir una puesta en escena de composición triangular, que rodean al protagonista para resaltar la situación desfavorecida en la que se encuentra. Otro ejemplo es el trabajo de los términos en distintos espacios, resaltando por sobre todo, ese momento del pasadizo con punto de fuga que aparecería en las últimas películas de Ozu.

Salvo el final, inverosímil y moralizador, me parece que es una de las películas más consistentes y admirables del maestro nipón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *